Decorando el II Ensanche

Esta clienta llegó a nosotros por recomendación y aunque ha sido un proyecto desarrollado a fuego lento, el resultado no nos ha podido gustar más. Con la idea de tener un piso WOW! fuimos cuidando los detalles de cada estancia y cada rincón. Muy implicada en que cada pieza le dijera algo y, al mismo tiempo, dejando el margen para que pudieramos sorprenderla. Hemos terminado siendo amigas!

El piso en pleno II Ensanche de Pamplona, una zona de las mejores y,  con la altura adecuada para ofrecer unas vistas imponentes,  que enamoran en cualquier época del año. Todas las habitaciones a exterior…no podíamos pedir más. La luz estaba asegurada.

Ella tenía claro que quería muebles importantes, con estilo y que pesaran visualmente aportando calidez y llenando los amplios espacios. Con todas esas bases, fuimos trabajando desde la iluminación a los tejidos. Combinando los colores para que tuviesen conexión y dando importancia a las luces indirectas que aportaran esa sensación de hogar.

Los dormitorios se trabajaron con nuestros indispensables: tonos neutros en linos y algodón. Pintura clara y papeles decorados  para sumar calidez y hacer protagonista a esas paredes más importantes.  Ventanas con visillos  que permitiesen dejar todo el paso a la luz…fundir la belleza del exterior con el interior.

Las zonas infantiles con el color adecuado sin caer en los «chillones». Los suelos cubiertos con alfombras elegidas,  según la estancia y,  con mucho mimo para completar las composiciones.  Cada espacio trabajado como si fuera único, pero al mismo tiempo conectados entre sí.

El salón con mueble a medida, zona de escritorio y un comedor elegante, hace las delicias de quien acude al piso, porque la puerta corredera permite que la vista sea completa desde el hall, aportando aún mayor elegancia a esa primera vista.

¡¡ Tengo la sensación de que esta pareja y sus pequeñas van a disfrutarlo mucho !!

Scroll al inicio