Piso en Tafalla

Y si empezamos por los baños?… por qué no?…

Así contantó conmigo esta pareja de Tafalla. Necesitaban empezar a transformar su casa pero poco a poco. Sin las prisas y el estres, que en ocasiones, genera enfrentarse a una reforma completa…

Priorizando las necesidades, empezamos una primera fase con la transformación de los baños, el hall y el dormitorio del chico…

Para los baños, la idea de separar los ambientes en «zona de chicas» y «zona de chicos» les encajó desde un inicio. Me pareció interesante trabajar los espacios desde esa premisa porque considero que tenemos necesidades diferentes y así se podrían organizar mejor.

El baño de las chicas con corte más romántico, pared frontal en cerámica de espiga que ya te envuelve al entrar, módulos con capacidad para todos los complementos que nos acompañan a diario y toque cuidado en detalles y decoración que ahuyenten la idea de que , el baño es una zona fría y sin diseño.

En el de los chicos, un papel vinílico y la misma idea de espiga que diese el toque masculino y conectara en diseño con la cerámica de las chicas. Suprimiendo la zona de ducha, a petición de los clientes, el espacio se utilizó para crear un armario con gran capacidad, que lacamos al tono del papel. Todo un acierto para tener organizadas las toallas de toda la familia y sacar hueco para esas prendas ocasionales que no terminan de encajar por el resto de la casa.

El hall con papel textura de CASAMANCE conecta con el pasillo, también empapelado, y crea esa primera impresión de la vivienda que tanto importa y que siempre transmite el estilo de quien la habita.

La habitacion del peque, que ya no es tan peque y, que empezaba a tener otras necesidades. Zona de estudio cómoda, almacenaje del que carecía y cama confortable con tejidos de algodón que cubran suavemente los ratos de estar «tirado» entre lectura o juegos de consola.

En una segunda fase, se ha actuado sobre la habitación de la chica y el dormitorio principal.

En ambos casos la transformación ha venido dada por el cambio de color en paredes y papeles en cabecero, que complementen la calidez de los tejidos en crudos y natural, con toques malva y caldero para la chica y verdes en el dormitorio principal.

Cabecero de ORAC DECOR en la chica, con led integrada sin ser protagonista y una amplia cama, que ya por norma piden siempre a cierta edad. Zona de estudio y buen armario. El resto complementos y detalles que le dan el «toque» de luz y personalidad.

En el dormitorio principal se mantuvo el armario y se añadieron piezas de corte atemporal, que dieran aspecto de siempre, con aire renovado. Un gran espejo en la cómoda que multiplica el espacio y le da el punto elegante por su tamaño. Todo un acierto!

No siempre hacen falta las prisas para ir cambiando tu hogar… en la vida hay tiempo para todo así que, como han queda alguna estancia, creo que continuará…

Scroll al inicio