Vivienda en Sarriguren

La vivienda de L&J ha sido siempre un sueño pendiente. Cuando se pusieron en contacto conmigo estaban en pleno proceso de compra, vender el actual, decidir cómo hacerlo, la inversión que supone, las mil dudas de siempre…

Comenzamos a hablar sin que supieran muy bien cual sería mi función. Era la primera vez que contrataban un servicio así, pero fue una gozada desde el principio. Empastamos perfecto y con ello empecé a dar forma a su proyecto.

En viviendas de obra nueva, las mayores actuaciones siempre son sobre la iluminación y la pintura… destacar paredes y dar algo de color en las zonas que se quieren destacar para crear conjuntos más apetecibles y acogedores. Colocar la iluminación necesaria y al tono adecuado para crea las distintas zonas.

La idea al ver la vivienda fue clara, espacio común para compartir en familia los ratos de ocio y descanso, creando un estilo fresco y natural con tonos suaves y maderas naturales. El cerramiento de cristal está planteado como separación entre la zona de cocina y salón, pero con la función de alargar esa pared y darle mayor medida al sofá para hacer que los momentos de peli en familia resulten más confortables.

De esa forma, colores beige y tejidos en algodón y lino crean la atmosfera perfecta. Mesa redonda para el comedor que ayude a las sobremesas de tertulia y piezas auxiliares que aporten funcionalidad y elegancia, con firmas como VICAL HOME y CRISAL, siempre añadiendo ese toque sofisticado y actual.

El papel en las paredes de CASAMANCE sumando a la sensación de calidez y puntos de luz en las zonas precisas, dejando techos limpios que ayuden a crear la estética del conjunto.

Los dormitorios según indicaciones juveniles con maderas en el chico y colores cálidos, como el mostaza y el topo. La peque con mobiliario en blanco lacado y cabecero realizado por el estudio con paneles de ORAC DECOR aportando ese toque diferente y dando el punto de color maquillaje que complementan los tejidos y que a su vez esconde la iluminación regulable por medio de una tira led.

El dormitorio principal con vestidor lacado a medida y molduras en pared que remarcan el cabecero tapizado y que son la carta de presentación según abres la puerta. Tejidos siguiendo la línea del resto de la vivienda, en naturales y verdosos como punto diferente. Acceso directo al baño, cuyo mueble venía de obra y al que quisimos darle el toque de calidez colocando el espejo de madera.

Un vivienda a medida de sus dueños que tantas veces habían imaginado y a los que estoy encantada de tener en mi lista de «cliente genial».

Scroll al inicio