Vivienda familiar en Etxarri

Nunca, hasta conocer a esta familia, me había desplazado tanto a esta villa. Etxarri es un municipio, situado en la comarca de La Barranca, a 40Kms de Pamplona, y cuando me contactó esta pareja no imaginaba que lo iba a disfrutar de la manera que lo he hecho.

La familia vive allí de toda la vida, son etxarriarras de generación y tenían un terreno en el que querían construir un futuro nuevo con sus dos hijos, así que me llamaron para empezar a soñar juntos.

Cuando la confianza es plena y todo queda en tus manos, se percibe de otra forma porque todo tiene una continuidad, todo está pensado desde el primer plano hasta la colocación de la última flor. Fluye diferente…

La idea principal en mis proyectos, siempre que es posible, parte de una entrada WOW que impacte o, por lo menos, sea la premisa de que lo que está por venir promete. De esta manera, la vivienda te recibe con un pequeño hall y una puerta lacada de suelo a techo que abierta, permite presentar el espacio en una sola vista y cerrada te da privacidad. La zona común se abre albergando cocina, comedor y salón. Colores naturales, tonos en tierra y beige, toques en negro que aporten movimiento, papeles de la firma Casamance aportando la sensación agradable que siempre busco, tejidos en lino y algodón de Yutes… alfombras que visten…

El espacio de la cocina nos permitió diseñarla con isla y barra, ideal como punto de encuentro en esas reuniones de familia o para los momentos diarios más informales . Combina madera en roble y laca en color topo dando un aire más elegante y enlazando en la zona del salón, con mesas de centro y mueble de tv también en roble. Un gran ventanal que aporta una luz increible y alegra el espacio al que se le colocó un visillo en un único paño que no recargara y completase. Funcional para la terraza, que ya es un lujo!

La escalera diseñada en madera y laca da paso a la primera planta, sin recargar. En ella se distribuyen las habitaciones de los niños con baño común y un dormitorio principal completo, con baño y vestidor. Color en los tejidos para los niños, sin resultar excesivo. Dormitorio principal en tonos verdes, crudos y tostado que acompañen al descanso. Mesillas enormes de Crisal , iluminación supendida con pantallas de tela que siempre transmiten la luz más agradable. Vestidor en blanco que aligere la mezcla de colores de la ropa y baño con mueble en madera. Composiciones que den sensación de calidez, limpieza y descanso y que tengan como premisa la funcionalidad y el diseño. Siempre teniendo como punto de referencia trabajar la luz y hacer que los espacios sean únicos.

La parte alta de la vivienda se completa con un cuarto de lavado y una zona de estudio, con una gran terraza que en verano es entorno perfecto para las tardes de relax, sobretodo porque soy fiel testigo de que el único ruido posible es el de los pájaros y las ovejas pastando… bendita vida en pueblo!!

Un placer formar parte de este sueño…. con clientes que me ayudan a crecer y se convierten en familia y que hacen que cada vez que entro en esta vivienda… inevitablemente la sienta un poco mía.

«Ha sido muy importante para nosotros contar contigo, has conseguido que no nos estresáramos , que puediésemos disfrutar … tuvimos confianza desde el principio pero viendo como todo fluía ya fue fé ciega, esas sensaciones se perciben… no imaginaba tener una casa así ni en los mejores sueños… has puesto todo tan chulo que da igual dónde te coloques que te quedas allí tan a gusto… la disfrutamos mucho con la familia …» I&G

Scroll al inicio